¿Qué es el riesgo de crédito?

El riesgo de crédito (también conocido como riesgo de emisor o de insolvencia,) es el peligro de que un emisor de bonos no sea capaz de devolver la deuda. Esto aumenta el rendimiento del bono y, al mismo tiempo, disminuye su precio. Los bonos emitidos por un Estado no corren este riesgo porqué el Estado se considera generalmente un acreedor seguro.

El riesgo de crédito está influido tanto por el ciclo económico como por los acontecimientos relacionados con el deudor (en este caso, hablamos de riesgo del emisor o riesgo específico); generalmente disminuye en los períodos de expansión económica, mientras que aumenta en los períodos de recesión.

En caso de que el emisor sea incapaz de reembolsar la deuda contraída (amortización) o de pagar los intereses devengados, las agencias de calificación rebajan la calificación asignada al emisor (rebaja). Obviamente, los bonos de las empresas consideradas más arriesgadas desde el punto de vista de la solvencia, y por tanto con una calificación baja, son los que ofrecen una mayor rentabilidad, precisamente porque los inversores sólo están dispuestos a asumir un alto riesgo a cambio de una alta rentabilidad.

Evaluación del riesgo de crédito.

En el caso de los bonos, una medida del riesgo de crédito es la calificación asignada al emisor y a los valores por las agencias de calificación de la deuda. En el caso de los préstamos bancarios, una medida del riesgo de crédito es la calificación crediticia asignada por el banco prestamista al prestatario y a la propia operación de préstamo. Otra medida del riesgo de crédito es la prima de riesgo (también llamada diferencial de crédito). Asumiendo como regla general que los valores a corto plazo emitidos por el Tesoro de los Estados Unidos se consideran libres de riesgo (de hecho, la probabilidad de que el Tesoro de los Estados Unidos incumpla sus obligaciones contractuales es prácticamente nula), se define el concepto de prima de riesgo crediticio (es decir, la diferencia entre el tipo de interés cotizado de un valor y el de un valor gubernamental emitido por el Tesoro de los Estados Unidos con características similares en términos de vencimiento, liquidez, fiscalidad y otros). Obsérvese que las primas de riesgo crediticio tienden a aumentar cuando la economía se desacelera y a disminuir cuando la economía está en expansión.

Métodos de gestión del riesgo de crédito.

Los bancos se protegen contra el riesgo de crédito mediante una evaluación precisa de la solvencia y la fiabilidad de los solicitantes de préstamos, o mediante la concesión de préstamos respaldados por garantías, o la creación de fondos de cobro. Los inversores que deseen cubrirse contra el riesgo de crédito pueden, en particular, recurrir a la diversificación de sus carteras invirtiendo tanto en valores de riesgo como en valores con menor exposición al riesgo. Una alternativa válida -tanto para los bancos como para los inversores- utilizada para gestionar eficazmente el riesgo de crédito es el uso de instrumentos derivados especiales denominados derivados de crédito.

Autora

Laura Castillo

Laura Castillo

Consultora en inversiones y desarrollo de negocios

Más información sobre la autora

Portada » Riesgo de crédito

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies