La criptodivisa más conocida es Bitcoin. Bitcoin se lanzó en 2009, un año después de que se publicara un informe que describía el sistema Bitcoin bajo el nombre de Satoshi Nakamoto. El sistema fue diseñado para imitar electrónicamente las características de una transacción en efectivo. Fue diseñado para permitir transacciones entre pares (o de persona a persona), sin necesidad de conocer o confiar en la otra persona en la transacción, y que se produzcan sin necesidad de una parte central (como un banco). A diferencia de las monedas nacionales convencionales, como los euros, que obtienen parte de su valor de ser legisladas como moneda de curso legal, Bitcoin y otras criptodivisas no tienen ningún valor legislado o intrínseco. En su lugar, el valor de Bitcoin viene determinado por lo que la gente está dispuesta a pagar por él en el mercado (y, en teoría, su valor podría caer a cero en cualquier momento o subir sin casi límites).

bitcoin funcionamiento

Oferta limitada de Bitcoins

Una característica del sistema Bitcoin es que la oferta de Bitcoins aumenta a un ritmo predeterminado y tiene un tope de unos 21 millones (cada bitcoin puede subdividirse en 100 millones de satoshis o 0,00000001 bitcoins). Por ello, la oferta de Bitcoins se ha comparado a menudo con la oferta de un bien escaso, como el oro.

Evolución histórica de la cotización del Bitcoin

[stock_market_widget type=»chart» template=»basic» color=»#5679FF» assets=»BTC-USD» range=»1y» interval=»1d» axes=»true» cursor=»true» range_selector=»true» display_currency_symbol=»true» api=»yf»]

Transacciones de Bitcoin

El sistema Bitcoin permite que las transacciones se realicen directamente de persona a persona sin necesidad de que una parte central (como un banco) verifique o registre las transacciones. Esto es diferente a la mayoría de los métodos de pago convencionales, como las transferencias bancarias electrónicas, que dependen de una parte central para mantener y actualizar los registros de las transacciones. Por ejemplo, los bancos comerciales mantienen un registro de los saldos de las cuentas de sus clientes, sus depósitos y sus retiradas.

En cambio, el sistema Bitcoin utiliza la tecnología «blockchain» para registrar las transacciones y la propiedad de los bitcoins. Se trata esencialmente de una tecnología que conecta grupos de transacciones («bloques») a lo largo del tiempo (en una «cadena»). Cada vez que se produce una transacción, forma parte de un nuevo bloque que se añade a la cadena. Como resultado, la cadena de bloques proporciona un registro (o base de datos) de todas las transacciones de bitcoin que se han producido, y cualquiera puede acceder a ella y actualizarla en una red pública (a menudo se denomina «libro de contabilidad distribuido»). La integridad del sistema Bitcoin está protegida por «criptografía», que es un método de verificación y seguridad de datos que utiliza complejos algoritmos matemáticos (o códigos). Esto hace que el sistema sea muy difícil de corromper.

Las transacciones de Bitcoin son verificadas por otros usuarios de la red, y el proceso de compilación, verificación y confirmación de las transacciones suele denominarse «minería». En concreto, es necesario resolver códigos complejos para confirmar las transacciones y asegurarse de que el sistema no se corrompe. El sistema Bitcoin aumenta la complejidad de estos códigos a medida que se utiliza más potencia de cálculo para resolverlos. Aproximadamente cada diez minutos se compila un nuevo bloque de transacciones. Los «mineros» quieren resolver los códigos y procesar las transacciones porque son recompensados con nuevos bitcoins (actualmente 6,25 Bitcoins nuevos por bloque).

Minar bitcoins genera un gran gasto energético

El aumento de la competencia entre mineros por conseguir nuevos Bitcoins ha provocado un gran incremento de la potencia de cálculo y de la electricidad necesaria (que a menudo se utiliza en aire acondicionado para refrigerar los sistemas informáticos). Aunque es difícil de calcular con precisión, algunas estimaciones sugieren que el consumo anual de energía del sistema Bitcoin es aproximadamente igual al del país de Tailandia.

Esta explicación se ofrece para facilitar la comprensión conceptual de las criptomonedas. No constituye un consejo, ni una recomendación, para comprar, comerciar o invertir en Bitcoin o cualquier otra criptodivisa. Si decide comerciar o utilizar criptodivisas puede estar asumiendo un riesgo para el que no existe recurso.

Autora

Olga Kuznetsov

Olga Kuznetsov

Forex & Cryptocurrency Day Trader

Más información sobre la autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies